Comunidad y comunalidad

Inauguramos esta sección de lectura y escritura colectiva con un texto del antropólogo mixe Floriberto Díaz. En éste, el originario de Santa María Tlahuitoltepec analiza el concepto de autonomía a partir de una experiencia comunitaria cóncreta. Y aún así, concreta como es, dicha experiencia nos permite formular algunas preguntas sobre otras o nuevas experiencias autonómicas. Van tres fragmentos de ese texto como invitación para leerlo y comentar en sus márgenes:

"En la variante tlahuitoltepecana de ayuujk, la   comunidad se describe como algo físico, aparentemente, con las palabras de nájx, kájp (nájx: tierra; kájp: pueblo). Interpretando, nájx hace posible la existencia de kájp pero kájp le da sentido anájx. A partir de aquí podemos entender la interrelación e interdependencia de ambos elementos y en este sentido se puede dar una definición primaria de la comunidad como el espacio en el cual las personas realizan acciones de recreación y de transformación de la naturaleza, en tanto que la relación primera es la de la Tierra con la gente, a través del trabajo.

La explicación de los componentes comunitarios nos adentra en la dimensión cerebro-vertebral de la comunidad, de su inmanencia. Nos referimos a su dinámica, a la energía subyacente y actuante entre los seres humanos entre sí y de éstos con todos y con cada uno de los elementos de la naturaleza. Quiere decir que cuando hablamos de organización, de reglas, de principios comunitarios, no estamos refiriéndonos sólo al espacio físico y a la existencia material de los seres humanos, sino a su existencia espiritual, a su código ético e ideológico y por consiguiente a su conducta política, social, jurídica, cultural, económica y civil.

Bajo el concepto de comunalidad explico la esencia de lo fenoménico. Es decir, para mí la comunalidad define la inmanencia de la comunidad."

 

Aquí el ENLACE a nuestra lectura y escritura colectiva, festiva y comunitaria.