El verano de 2016, Sindhu Thirumalaisamy y yo decidimos invocar al espectro de Herbert Marcuse para sacudir la memoria de lucha y resistencia de University of California, San Diego (UCSD), universidad en la que estudiábamos nuestra maestría. Desde los años (60s, 70s)  en que trabajó el famoso y puntiagudo profesor de filosofía, UCSD dedica gran parte de su tiempo y presupuesto a la investigación militar y, cada vez más,y con mayor tino, dedica energía y tiempo a reducir los espacios dedicados a las artes y humanidades o, dicho de otra forma, de reflexión y crítica. Ese verano la universidad decidió clausurar la galería universitaria, asegurando que dicho espacio sólo constituía un problema, un gasto. En ese sentido, Sindhu y yo intentamos sacudir una memoria rebelde capaz de solidarizarse con el pasado y, como quiere Nelly Richards, capaz de estar alerta a los asaltos presentes y venideros.

+[The Fiction of a Doorframe]: Further Notes on Undocumentation, de Amy Sarah Carroll.

 

 

Discurso de Herbert Marcuse tomado como referencia